miércoles, 20 de agosto de 2014

La gente que se quiere... se busca

El amor de una madre, el amor de un hermano, de un amigo, de un amante... El cariño de un compañero, de un amigo, de un hermano, de un amante...

No elegimos a quién amamos. Ni siquiera, a quién tenemos cariño. Hay veces que hay motivos lógicos y explicables, otras veces, no tenemos razón alguna por la que sentimos amor o cariño.

Lejos de los excesos, de la obsesión por recibir el amor que damos, el amor calmado, el cariño sincero, o simplemente, el "me cae bien", es algo que se suele escapar a nuestra decisión y nuestro control.

Uno se puede comportar durante un tiempo como si amase, como si sintiese cariño, incluso como si "me cae bien". Pero al final, lejos de la excusa del "yo amo así", la especie humana actúa similarmente, aunque con formas diferentes, cuando el sentimiento es el mismo.

El que ama, incluso el que tiene cariño, mira por el bien del otro. Acertada o desacertadamente, cuando sientes algo bueno por alguien, no eres capaz de hacer algo que le dañe. Para todo lo demás, Mastercard.

Hay veces que amas y te responden con cariño. Otras veces amas y ... "caes bien". Otras, simplemente eres un perfecto compañero de diversión. El otro tampoco tiene el control de sus emociones. Actuar con sinceridad, honestidad y... cortesía, es importante en el trato humano.

Ya es maravilloso cuando caes bien a alguien. Quizá dependa de ti que te tengan cariño, quizá no. Cuando te tienen cariño es la ostia.

La gente que se cae bien, se sonríe. La gente que se tiene cariño, se alegra al verse y comparte momentos cuando se encuentran.

La gente que se ama, se busca.

La gente que se cae bien se invita a una copa de vez en cuando. Bueno, a veces hasta se hacen préstamos importantes. Incluso se recomiendan para trabajos.

La gente que se tiene cariño, se regala cosas. La gente que se ama, se regala abrazos.

Da igual la excusa. Da igual el momento. Da igual la frecuencia. Cuando quieres a alguien, necesitas su contacto, su presencia, su mensaje de vez en cuando.

No tengo duda. La gente que se ama, se busca.

Y, tú que lees ahora, y que recordarás cuando te mandaban un Powerpoint con fotos bonitas y frases idílicas sobre el amor. Que incluso, en estos tiempos, te llegan en forma de tweet y nuevamente piensas: "¿Quién hará esto por mi?". Pobre ser humano. No es lo que tienen que hacer por ti. Es lo que tienes tú que hacer por ellos.

Lejos del interés, el oportunismo o el aburrimiento, no tengas duda. La gente que se ama, la gente que se quiere, se busca.

Alan-h
El último Vr


Canción: Un poquito de calor (Delah)